viernes, 11 de diciembre de 2009

Asenti con la cabeza, guiado por el morbo y la decepción, mi equipo habia perdido, y aquella que decia amarme dejaba que aquel jugara con mis sentimientos como si nada fuera real.

Asenti nuevamente y dije aqui estaba bien, pues conocia la ubicacion y no deseaba dar mas vueltas.
Esntramos y paseamos, en lo que alguno de los unifomados nos conduci a nuesta mesa, mientras que veia el suculento mercado de carne que crei era aquel lugar.

No me importo, una vez sentado pedir algo, ya que el anfitrion me habia dicho que yo pidiera, el invitaba, y yo cuidaba, mas tarde le pedi la cartera, no fuera ser que en su orrachera fuera a hacer algun tonteria.
Pedi un ron, añejo, como me gusta, pura coca, para acrecentar el dulce sabor, el anfitrion fue al baño, y llegaron ellas, Scarlet, me dijo, y Campanita, su compañera, sentadas en lados opuestos de la mesa, cada una de scort acompañando a su cliente.
Hablamos de tonteias, de monedas, putas y Dios, como diria aquel cantante argentino, y entonces fui al baño, pensaba ¿Que demonios hago aqui?, pero ya estaba ahi y habiame comprometido a cuidarlo, pero para ello debia estsr atento a lo que yo hacia.
Regrese, y mi anfitrion ni lento ni perezoso ya estaba sobre Campanita, devorando y Scarlet me sonrio, esperando que hiciera lo mismo, pero unca se imagino que yo seria el ultimo soñador del mundo, y me limite a rodearla con mi brazo.
Busco calentarme,acariciandome con sumo cuidado, pero ella fue la sorprendida, pues no creai que fueran reales los de aquellas peliculas para adultos, y se entusiasmo mas, mientras que yo, por el alcohol en la sangre y las hormonas brotando, empece a explorarla, siguiendo elo instinto de los depredadores que evitamos serlo...
Quimica farmaceutica biologica, me dijo estudiaba y un niño de ocho meses, acrecento mi pasion por las madres solteras, mi nuevio morbo en turno, mientras el anfitrion veia como su scort bailaba en publico, sin mucho exito, y deseoso de mas, mi anfitrion solicito otra, mientras yo, en mi desgane, ya me entonraba buscando como devorar a Scarlet, un privado, le susurro la chcia vestida de enfermera, grotesca a mi gusto, a mi anfitrion, me pidio el dinero para pagarlo y se fue, mientras que yo me quedaba con Scarlet, hablando de tonterias, mientras mi mano bucceaba en su entrepierna...

Vamos a un privado, sugeri, cuando mi anfitrion regreso, y ell acepto, y pues, disfrute de la magia que ella daba, sin poder disfrutar mucho, por la estreches y deprimencia del lugar...

Al final, le pedimos que viniera y aseintio, pero como todas las buenas personas se escapo, al final, como la amrea...

Dejando un triste sinsabor de boca, pero, alegrandonos de que no paso a mayores...

No dejo el vacio de la ultima vez, tal vez porque esta solo era una bailarina que gustaba de la vida rica, y no alguien que tenia que venderse para poder vivir, aun asi, creo que es una experiencia que no repitire, pero...

A final de cuentas,e s algo que expreimente...

Atte. Al. "Ficticio hasta que resulte lo contrario"


Publicado por Weeyker @ 13:33
Comentarios (0)  | Manda!, manda!
Comentarios